lunes, 23 de noviembre de 2009

Estuve seis meses en prision por culpa de mi marido

Mi marido me obligo a entrar en la casa del predicador de la congregasion para robarle la plata porque decia que iba a mostrale al catalan y mi familia y a poner en yutube unos videotapes de compromiso que salía yo con el negro Fermín haciendo la chingada nomás. Pero me pillaron por puros nervios y yo les conté lo de mi marido que después supe que la vaina era mentira y después el reberendo me perdonó y retiró la denuncia pero me obligó ha hacer cosas que no me atrebo acontar a ustedes.

13 comentarios:

només ploraria dijo...

¿Pero quién te manda meterte en estos berenjenales? Serás tonta mujer. Menos mal que te han soltado. Ya me extrañaba no saber nada de ti en todo este tiempo.
Por cierto ¿que te le hiciste al predicador para que retirase la denuncia? Bueno, mejor no me lo cuentes.

Nootka dijo...

por díos, una santa como usted en la cárcel!! seguro que aprovecho el tiempo para encauzar por la senda del bien a toda esa panda de sarinpongas pelandrusquis drogadistas que llenan las cárceles

Gladys Pinilla dijo...

Me obligaron a hacer el mal pero en la prision de mujeres de los Teques recapacité y ahora nomás voy a hacer el bien a los seres humanos

eva al desnudo dijo...

Siento una gran admirasión por su fortaleza señora Gladys. Déjelos con sus mandingas y falsedades y aproveche el tiempo perdido. La proxima vez agárrese a una vaina de verdad y verá como le cambia el humor nomás en una chingada.

Dr. Dominguez dijo...

Me alegra que nos vuelva a contar usted sus aventuras y sinsabores.

Pero digame, tenia mucha plata el tal predicador? seria usted capaz de convencerle para que se apunte a nuestra comunidad? usted, con sus artes persuasivas, ya sabe...

البعوض dijo...

Desconocía su situación, Gladys. Hasta que no he recibido su email con el vídeo del reverendo y usted... No me cabe en la cabeza que un ministro del señor pueda hacer esas barbaridades.
Usted conoce de mi discreción, y por eso no me atrevo a publicarlo, pero le aconsejo que lo enregue como prueba ante la autoridad más cercana.

No se deje avasallar, querida.

Paolo Gopedia dijo...

Ola

el señor البعوض me ha enviado un bideos de un cura que ace cosas con una señoras vastante guapa y aora veo que es aqui

?armiten targeta des creditos!

Gracia
adi´os

Ramiro Pasar dijo...

¡Hola, amiga!

Acabo de visionar en youtube un publireportaje que enlaza a su blog.

Me parece una verdadera obra de arte, aunque con unos toques de edición quedaría mucho mejor. Si le place le envío mis tarifas.

Habría que disimular algunos elementos, como esa sotana negra sobre el fregadero, o las vinajeras tintineando sin parar. No le digo más, amiga.
Usted me cuenta.

la desanchá dijo...

¿Quién demonios es el negro Fermín? De ese no nos había hablado antes. ¿Es el padre de uno de los mellisos?

Señora Gladys, usted no escarmienta, de verdad que ese marido suyo le hace perder el rasonamiento, porque si no, no me lo explico. Cómprese una escopeta y téngala siempre cargada.

Arcángel Mirón dijo...

Yo quiero ver al negro Fermín.

Y me alegro que esté libre, claro.

Pero quiero ver al negro Fermín.

DELIRIUMTREMENDS dijo...

Alucinante, Gladys, eres mi heroina.
Y no te fíes de los hombres, SON TODOS MALOS. Malos de cullons¡¡¡¡
Ahora a por un joven alto, delgado y con una buena mata de pelo en la cabeza. Si es mudo, mejor. Gladys, pero que no sea sordo, que tendrán que tener alguna tortura estos hijos de dios...

Nootka dijo...

yo también quiero verlo! jo! y seguro que ingles entumecidas ya lo ha visto mil millones de veces en la soledad de su habitación y no lo comparte
Gladys!! comparte, queremos saber! queremos ver al negro fermin y al catalán y a su marido (el de usted, no el del catalán que no tiene porque es célibe) y al reverendo y por qué c--- no avisaron, con lo bien que lo habríamos pasado todos juntos!!!!
Joe, la prósima vez avisa, no?

Anónimo dijo...

Si era mentira lo de su chingada con el negro Fermín ¿por qué cedió al chantaje del chancho de su marido?
No lo entiendo.