miércoles, 15 de julio de 2009

Mi marido le dio una tunda por marico

Mi marido le dijo al catalan que sus tishirts parecen cosa de maricos y le dio una tunda.
Se vino el catalan que dijo que estaba perdido en los pantanos y no se que vaina que cuando habla no dice mas que huevonadas que no se le entiende un carajo. Y no quiere atender sus responsabilidades para conmigo pero tiene un corazon grande y no me pega. Mi marido no le hizo mucho mal porque el catalan es un cobarde y se largó corriendo pero yo si le di bastonazos a mi marido y cuando vuelva el catalan que dice que no le gusta la decoracion de mi casa tambien le dare con el palo para que se entere de que va la vaina conmigo nomás. Cuando se vino me dijo palabras bonitas pero que me hicieron sonrojar porque eran palabras sucias pero que me gustaron a la vez y me regalo una lenceria negra y yo le dije que era un chancho como el reberendo que nomas quiere lo mismo de mi y robarme la flor y darme tusa todo el tiempo.

16 comentarios:

Bufaforat dijo...

Señorita Gladys, resulta dificil opinar sobre la tishirt del catalan sin una foto. No tendra usted alguna por ahi para amenizar la entrada?

Bueno, una foto suya con la lenceria negra tampoco estaria nada mal.

Bufaforat dijo...

Oops, encontre la tishirt

Arcángel Mirón dijo...

Gladys, me alegra ver que está empezando a forjar un carácter más acorde con las circunstancias. Eso de agarrar el palo y mostrar por dónde va la vaina está muy bien.
El catalán es un puerco, pero dele un poco de tusa, que el hombre no vive de aire.

Le Mosquito dijo...

Hable con él, querida Gladys. Los enfermos mentales necesitan de cariño y comprensión.
or favor: no lo pegue más.
Si no puede resistir la tentación, al menos póngale una peluca para que no queden marcas.

Gladys Pinilla dijo...

es un chancho nomas y un cobarde que no es cosa de hombres salir corriendo y no me defendio y mi marido me volvio a tocar porque es malo y borracho y no trabaja y esta siempre metido en la gallera pero si me toca pierdo el racionamiento y despues se lo cuento al catalan que pone cara de de no saber y no me grita ni me pega que no tiene sangre en el cuerpo este hombre

Sonja Dupré dijo...

ese catalan es un jijoló y un suripanto

Anónimo dijo...

Sólo quieres confundir y acabar con mi reputación. No huí, me largué porque no aguantaba la peste a chotuno de tu marido que no se le entiende un carajo cuando habla ni aunque ande sereno (que es casi nunca), ni tus muebles de metacrilato ni el teléfono de la mesilla que tiene forma de ballena.

Anónimo dijo...

Y si tanto pierdes el "razonamiento" cuando te toca tu marido, anda con él de una vez y que te dé tusa por delante, por detrás, por arriba y por abajo. Qué ya estoy harto cullons!

Gladys Pinilla dijo...

Pues yo si ando harta de tanto cullons y tanta chachara que no se le entiende un carajo que cuando hablas parece que te hayan metido un cambur en la bemba y ya he visto como te miras a la negra Abelarda que es usted un pendejo caligüevo y todos los hombres son iguales que todos quieren no más que la misma vaina

Anónimo dijo...

¿La negra Abelarda? ¿yo? Pero si la negra Abelarda parece un botijo vestido con tres tallas menos que le rebosan las mollejas que parece un embutido de Vic y que no para de comer y hablar con la boca abierta y soltar blasfemias y denuestos ¡CULLONS!

Anónimo dijo...

¡CULLONS! ¡CULLONS! Y ¡CULLONS!

Gladys Pinilla dijo...

andate al carajo pendejo huele pega tu y tus cullons

TORO SALVAJE dijo...

Pobre catalán.
Al final siempre recibimos palos.

Arcángel Mirón dijo...

¿Quién es la negra Abelarda?

Anónimo dijo...

ésta

Anónimo dijo...

Pero mujer, qué hace otra vez con su marido?
Usted no escarmienta, o es que le va la marcha nomás.