lunes, 7 de enero de 2008

Me robó la flor

El reverendo me robó la flor, me forsó y yo perdí la voluntad de vivir y el sosiego.
Y me fuerza la voluntad a diario como un poseido porque las cosas que me hace y que me obliga no son de cristiano que son de bestia no más.

Les agradezco las muestras de cariño para conmigo de las personas que con sus comentarios me demuestran su cariño y su buen corasón

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Gladys, buena mujer, no conoce usted el verbo denunciar? Denuncie usted al reverendo, denuncie usted a su marido y a la caimanera que se quedaron con su casa y su plata, denuncie al director del banco que se prestó a semejante manejo.

Y, por Dios, salga de la casa de ese impresentable reverendo, a Dios rogando y con el mazo dando -nunca mejor dicho-, que más vale ir a vivir debajo del puente que dejarse robar la flor todos los días. La flor, o se entrega o no se entrega, pero eso de robar flores está muy feo. Y yo que pensaba que se le iban a caer a usted los pétalos de tanta tusa, y resulta que los pétalos se los ha arrancado de cuajo el pastor de almas.

Dr. Domínguez dijo...

Querida amiga, esto ya pasa de castaño oscuro. Ese no es un reverendo, ese es satanas!, Mister danger! Gladys, huya rápido con lo puesto. En nuestra comunidad ya le pondremos un avogado para reclamar todo lo que es nuestro, err.. quiero desir suyo.

zbelnu dijo...

Vaya con el reverendo satánico!
Ahí va mi apoyo, Gladys... Hoy que es Luna Nueva, pídele que te traiga uno más guapo y menos tunante...

nomesploraria dijo...

Ya me parecía raro ese silencio suyo. Yo es que soy muy mal pensado: la flor se la robó contra su voluntad LA PRIMERA vez pero ¿Y las otras? ¿No será que el pastor hace juegos malabares? Siento ser desconfiado y en estos momentos tan duros, pero si no lo digo reviento.

Anónimo dijo...

Oiga, doña, salga de esa casa y cobíjese donde su hermana y así se consuelan las dos de haber topado con ese marido grasiento y putero, con el reverendo rijoso y con el pedófilo de los cullons.

Deje de lamentarse y de amar sin condisión y plántese de una vez.

Gwynette dijo...

No me gusta nadita nada, el caríz que está tomando su vida...o_O

Acuérdese que nomésploraría le dijo que se viniera para Barna -o algo parecido- :-)

Besitos y póngase las zapatillas de correr...

Arcángel Mirón dijo...

Dios mío, Només tenía razón!! Me dijo, "Arcángel, estoy angustiado por Gladys, está sufriendo y yo la amo, no puedo verla así, ayudame a ayudarla".

Pobre santa, pero tenés que huir, Gladys!! Poner la otra mejilla será de buen cristiano, pero vos estás poniendo el cuerpo entero!!

Mujer con piernas dijo...

Me está entrando el canguelo de leer tu blog, creo que debieras salir de todo eso YA.
Saludos

Jordi D. dijo...

No haga caso a quienes le aconsejan con una huída y menos con denuncias o enfrentamientos. Siga Ud. sufriendo sin olvidar que su papel en este mundo es el de víctima. La sociedad no tiene porque ser justa. No olvide que sólo los mártires alcanzan el cielo. Resignación amiga, resignación y abediencia. Amén