martes, 20 de noviembre de 2007



Mi hermana se va casar con un hombre catalan que es gordo y que querían meter en la carcel porque hizo aparcamientos en un parque de Caracas y lo hizo sin permisos y hace cosas de esta indole. es gordo y me parese desaliñado. A mi no me han invitado a la boda de mi propia hermana por lo de mi marido y porque el predicador anda ablando mal de mi a toda la congregacion.Mi hermana es catira pero yo soy morena y siempre la gante le dio que hablar.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy Esmeralda.
Todo eso que cuentas de mi novio es una mentira y no se han encontrado pruebas. Si no te invitamos es por el escándalo que organizas con tu marido que os pasáis el día chingando y los gritos so oyen por todo el vecindario. Es una vergüenza y a ver si escribes un poco mejor que me das vergüenza y mira que poner todas estas fotos. Y deja de hablar mal del reverendo o te vamos a denunsiar.

zbelnu dijo...

Caramba, veo que aquí hay un ambientazo...

Jordi D. dijo...

¿ Catalán ?...¡UFFFF!..pobrecita tu hermana. !!! A esos sí que les gusta la plata !!!!

Pd. Viendo a tu hermana adivino que tu también eres una afrodita. ¿sería mucho pedir que mostraras una foto tuya?

nomesploraria dijo...

Cullons!

Lucio-Bernardino Botín dijo...

Doña Gladys Pinilla,

Una fuente muy 'predicada' que no queremos revelar nos ha hecho saber que anda usted tusando todo el día con amistades nada recomendables. En estas circunstancias debe usted comprender que la imagen del club no puede ser manchada.

Muy a nuestro pesar el club se ve en la obligación de suspender la cena coloquio del próximo jueves 22 de Noviembre en la que usted era la invitada de honor.

Rogamos nos devuelva el millón de Bolívares que le adelantamos.

Atentamente,
Lucio-Bernardino Botín Pirata, presidente

Arcángel Mirón dijo...

Gladys, tu cuñado se parece a tu marido!!

De todos modos, que sea gordo no impide el amor, mujer!! Cuando yo tenía diez kilos de más, quería igual que ahora!

Un beso grande, Gladys querida

Ramona María dijo...

Mi querida y hasta ahora desconocida Gladys:

Te escribo desde Parés del Vallés (Cataluña, España). Mi nombre es Ramona María. Tengo 44 años, soy ama de casa, casada y con hijos en edad de merecer. Antes era adicta al bingo, pero ahora lo estoy dejando porque me he aficionado a los bazares chinos del todo a 1 Euro. Paso las mañanas sola en casa, y como las horas transcurren tan lentamente, últimamente me entretengo metiéndome en Internet desde el ordenador de Jenniffer Ramona (mi niña mayor). Mi marido, que se llama Ramón María, y que dice mucho "cullons",desde hace una temporada, a pesar de que sigue diciendo mucho "cullons", está muy raro. Desde hace unos meses habla en sueños, hemos pasado de consumar una vez a la semana a consumar una vez al mes, ha comenzado a hablar de una manera extraña (dice palabras como chancho, vaina y culigüevo), lo noto ausente, y hace dos noches se despertó sobresaltado gritando "Esmeraldaaaaaaaaaaa". Y claro, ya ves que Esmeralda y Ramona María son nombres que no se parecen en nada, y entonces fue cuando comencé a sospechar. Al día siguiente, a escondidas, me puse a rebuscar entre sus cosas y... no te lo vas a creer, Gladys querida, pero me encontré con que dentro de su fiambrera (en la que todas las mañanas se lleva recién hecha la tortilla de patatas que con tanto amor le preparo para que almuerce a gusto) lleva una foto de una mujer rubia, vestida de rojo y con gafas, que se parece mucho a la de la foto de tu hermana Esmeralda con la que hoy, de casualidad, me he topado jugando desde el ordenador de Jenniffer Ramona.

Estoy muy disgustada. Hace cosa de un año terminamos de superar una crisis porque mi marido estuvo durante un buen tiempo viajando mucho a Caracas, y, claro, yo, durante ese tiempo, echaba mucho de menos sus "cullons" y nuestras consumaciones. Pero como te digo lo superamos, hasta el punto de que incluso llegamos a consumar una vez por semana, y yo pensaba que volviamos a ser la pareja feliz de antaño, y volví a prepararle cada mañana la tortilla de patatas con la misma ilusión que cuando éramos recién casados. Y hoy... cuando, como te digo, de casualidad he llegado a tu blog (que mira que, por cierto, es majo) y me he encontrado con esa foto de tu hermana...

Todavía tengo una esperanza. Y es que el hombre de la foto que en tu blog aparece junto a la foto de tu hermana Esmeralda, no se parece mucho a mi Ramón María. Porque mi Ramón María no lleva gafas, gordo no está, y tiene mucho pelo. Pero claro, teniendo en cuenta que una de las cosas que aprendió a raíz de sus viajes a Caracas fue a disfrazarse por no sé qué cosas que me contó (no me enteré muy bien) de que unos aparcamientos de los cullons le habían complicado la vida...

Ay, que no sé, Gladys, no sé. No sé qué pensar. Además, por lo que te he leído, bastantes problemas tienes tú ya para que te venga yo con los míos...

Bueno, te dejo ya, porque mi Ramón María está a punto de llegar, y como me encuentre aquí escribiéndote, a ver qué le cuento. Que tú no sabes cuando dice cullons enfadado cómo se pone...

Seguiremos en contacto, querida Gladys.

Recibe un abrazo de Ramona María.

Dr.Domínguez dijo...

Apreciada Gladys, todavía no he recibido la plata. Ruego a Dios que
no cometa el grave error de entregarla al pecador de su marido.
Usted tiene un don, usted es especial.

Margaritita dijo...

Ay Ay Ay mamasita, no sabeis la cantidad de lágrimas que han vertido estos ojitos leyendo su hermoso blog.
Soy tambien una mujersita maltratada por la vida como usted y por ello le envio un gran abraso en todo su corazon.
Tomemelo sin condision.

frikosal dijo...

Es horrible, Gladys.
¿Que es peor, ser gordo, ser catalan o ser desaliñado?

Gwynette dijo...

Gladys querida...sinceramente creo que debería por unos días alejarse de este ambiente tan nocivo para ud. Tiene mi casa a su disposición...

Besitos

nomesploraria dijo...

Gilda, discrepo, el marido es mucho más feo, en mi modesta opinión, claro.
Se parecen en lo sucios y desaliñados quizás. Ah, y en las gafas.

LE MOSQUITO dijo...

Ese señor feo de la izquierda parece de derechas.